Subscribe:

jueves, 18 de abril de 2013

Necesidad




Suena el timbre y la madre de Lucas, en camisón, le dice que vaya a su cuarto y no salga. Él ya sabe qué pasa y a regañadientes obedece. Primero juega con los coches de policía, les hace sonar las sirenas y los choca contra la pared; luego golpetea un tambor con las manos hasta que se le enrojecen. Sabe también que nada podrá detener la siguiente hora hasta que a través de la ventana vea salir del portal a un señor desconocido. Entonces su madre le dará un billete para que compre algo de cena en el supermercado de la esquina.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Segunda jornada de lPrimavera de Microrrelatos Indignados 2013 que pretende durante tres, llenar la Red de microrrelatos indignados que denuncien el avance de la desigualdad social, las injusticias, los abusos de poder, las humillaciones colectivas, las corrupciones impunes o la desprotección social que en los últimos tiempos se están acentuando.

Para saber más clic aquí
Para leer el micro con el que participé en la Primera Jornada clic aquí

Para la Tercera jornada intentaré que sea un microrrelato más optimista.
Gracias por vuestros comentarios

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

7 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Cada vez hay menos hombres con billetes, los billetes se guardan en Suiza y el muro entre las dos Españas es muy... pero que muy alto

Nicolás Jarque dijo...

David, ¡Zas! Un microrrelato que impacta por lo que cuenta y esa imagen que repugna. Aquí viene al pelo esa frase de ¡Qué puta es la crisis! Pero la necesidad está antes que la dignidad.

Un abrazo.

Elysa dijo...

Otra estampa más de los efectos de tanta rapiña y tanta corrupción. Triste tu micro.

Besitos

Laura dijo...

David, amigo, la necesidad es enemiga de la inocencia de los niños. Los convierte en espectadores (aunque jueguen con los cochecitos) de unas vivencias tristes y dolorosas.

Tu micro es una como una puñalada que se clava en lo más hondo de la dignidad, del sentido maternal, de lo que seríamos capaces de hacer...jooo...qué triste....

Besos desde mi alambrada y un abrazo.

Juancho Plaza dijo...

Un micro duro que podría estar ocurriendo en algún hogar de nuestro maltrecho país, de nuestra injusta sociedad. Deja un regusto amargo aunque te deja pensando que podría ser aún peor.

Un abrazo, nos vemos en la alambrada.

CDG dijo...

Amargura. Los billetes cada vez son más caros, más sucios.
Saludos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Este micro se hunde en el corazón del lector como el cuchillo tibio en la mantequilla, David. Es una puñalada a nuestras conciencias.

Mis aplausos.

Un abrazo.

Publicar un comentario

Si tienes algo que decir, algo que opinar, algo que aportar, si te ha gustado, si te ha parecido aburrido, si tienes alguna queja, en definitiva si te ha sugerido algo, sólo tienes que comentar.
Si lo haces te doy las gracias, si prefieres callártelo, también te las doy.

Licencia Creative Commons
microSeñales de Humo por David Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.