Subscribe:

miércoles, 22 de enero de 2014

Flechazo eterno

Imagen tomada de la Red

Se conocen por casualidad en Internet y no tardan en llegar a la conclusión de que son vecinos. Esa misma noche acuerdan una cita a ciegas en el rellano de la 5ª planta. Laurita 13 sube por las escaleras ilusionada. Sin darse cuenta, en cada peldaño que asciende su cuerpo va madurando y se moldea hasta convertirse en una bella mujer. Sebastián 81 debido a los problemas de cadera que padece toma el ascensor en el último piso, en cada planta que desciende se le desprenden unas cuantas arrugas de sus manos, ya lisas cuando alcanza el lugar de encuentro. Allí quedan paralizados. 

6 comentarios:

Miguel jiménez salvador dijo...

Tan cerca y tan lejos, y tan cerca al cabo.

Me gusta que nos dejes imaginar como continua David.

Un abrazo.

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Muy sugerente.

Juan dijo...

Tierno y enigmático, de final abierto para que sea el lector quien lo cierre. Saludos

Juancho Plaza dijo...

Me gusta mucho el cuento, como lo planteas, su desarrollo, el final abierto que pertime al lector tomar distintos caminos, pero creo, si me permites, que con una menor diferencia de edad resultaría más sugerente. Por lo demás me ha encantado. Abrazos.

Nel Morán dijo...

El juego de la diferencia los hace iguales en su soledad. Me ha encantado.

Salud(dos)

Lola Sanabria dijo...

¡Ay, qué penita, ese quedarse paralizados!

Un par de besos.

Publicar un comentario

Si tienes algo que decir, algo que opinar, algo que aportar, si te ha gustado, si te ha parecido aburrido, si tienes alguna queja, en definitiva si te ha sugerido algo, sólo tienes que comentar.
Si lo haces te doy las gracias, si prefieres callártelo, también te las doy.

Licencia Creative Commons
microSeñales de Humo por David Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.