Subscribe:

lunes, 26 de marzo de 2012

Los domingos por la tarde


Aquella tarde, papá, regresó a la tumba entristecido. Noventa minutos antes, junto al resto de la afición, lanzaba cánticos de apoyo a su equipo. Tras el pítido inicial, suspiraba en cada ocasión fallida, protestaba las decisiones injustas, aplaudía a los suyos, gritaba al resto e incluso se le escapaba algún que otro insulto. En el descanso, ya ni uñas le quedaban. Y a cinco minutos del final, creyéndose invisible, saltó al terreno de juego. Le arrebató el esférico al portero rival y de tacón, con maestría, lo introdujo en el fondo de la red. Pero el árbitro no se dejó impresionar: tarjeta roja directa y expulsión.

10 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

David, ¿por qué? No lo entiendo, ¿por qué? Veo villarato en todo esto.

Muy bueno y con sentido el humor este micro de REC. Has sabido salirte del guion establecido.

Abrazos.

Juan dijo...

En el más allá no hay fútbol que tenía que venir aquí ¿? jeje Saludos

Laura dijo...

De todos los de tumbas, este tuyo es el que mejor rompe los discursos que casi todos hemos seguido.

Un diez para la interpretación de este espontáneo futbolero.

Un abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Me has hecho reir, David!

Me parece de una creatividad soberbia cómo resuelves el relato a partir de la frase inicial, del todo puñetera.

Me he divertido mucho.

Un abrazo,

Elysa dijo...

Muy divertido, se sale del tema de muertos que la frase parece traer.

Besitos

Rosa dijo...

Después de muertos también fútbol? Pues me niego a morirme...
Bien hilado este partido.
Besos desde el aire

Miguelángel Flores dijo...

Jajaj, si es que el fútbol es lo que tiene... Este mundo está enganchado y veo que el otro también.
Un abrazo.

CDG dijo...

Como dice Nicolás, esto es villarato en toda regla. Basta ya...
Saludos.

Xesc dijo...

Creo que a algunos el fútbol les lleva a la tumba y a la mayoría a la tumba iríamos con el fútbol.

Bien visto David.

Me imagino a tantos abuelos y padres que ahora les encantaría ir al fútbol a ver a Messi (o Ronaldo). Esos sí podrían comparar con las viejas glorias. Deberían hacer un domingo de tumbas abiertas. No creéis.

Abrazos

Cybrghost dijo...

Es que los árbitros están acostumbrados a muchos fantasmas.

Publicar un comentario

Si tienes algo que decir, algo que opinar, algo que aportar, si te ha gustado, si te ha parecido aburrido, si tienes alguna queja, en definitiva si te ha sugerido algo, sólo tienes que comentar.
Si lo haces te doy las gracias, si prefieres callártelo, también te las doy.

Licencia Creative Commons
microSeñales de Humo por David Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.