Subscribe:

martes, 24 de septiembre de 2013

Amanecer

Amanecer, del pintor ruso Vladimir Kush

A través del portal compruebo, una mañana más, que no hay nada ahí fuera salvo vacío, silencio, oscuridad e incertidumbre. Y no me queda otra. Respiro hondo y del bolsillo izquierdo de mi pantalón extraigo dos pinturas: una amarilla para pintar un sol bien alto y otra azul para el cielo. Del bolsillo derecho desenrollo una madeja de calles y avenidas y las extiendo lentamente. Añado también bancos, árboles, señales de tráfico, coches y peatones que visten el entorno. Por fin el sonido de pájaros cantando desde los nidos me dice que ya estoy preparado para afrontar un nuevo día. 

3 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Me trasmite tristeza, como si pintar otro nuevo día, afrontarlo, fuese cansado y penoso.
Por eso, precisamente por eso, me gusta más que siga pintando un sol y un cielo; si llega a pintar un día con nubes o lluvioso...

Miguelángel Pegarz dijo...

Como dice la canción, ¿Cuanto más necesito para ser Dios?

Juan dijo...

Bonita manera de caminar, aunque a veces sea difícil, siempre se debe seguir adelante. Saludos

Publicar un comentario

Si tienes algo que decir, algo que opinar, algo que aportar, si te ha gustado, si te ha parecido aburrido, si tienes alguna queja, en definitiva si te ha sugerido algo, sólo tienes que comentar.
Si lo haces te doy las gracias, si prefieres callártelo, también te las doy.

Licencia Creative Commons
microSeñales de Humo por David Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.