Subscribe:

martes, 10 de septiembre de 2013

Tragedia familiar

Imagen tomada de la Red

Para oprobio y vergüenza familiar nuestro único hijo ha tomado un camino equivocado. Su bisabuelo, su abuelo y como no podía ser menos su padre, todos de nombre Sebastián, hemos dedicado la vida al Derecho. Son muchos los años y el esfuerzo invertido inculcándole el gusto por la abogacía, jugando a jueces y magistrados, visitando los juzgados de todo el mundo, para que en sus cuadernos se empeñe en escribir cuentos y más cuentos. Ya nos lo advertía el Comité Evaluador del Instituto: - este chico anda todo el tiempo en la parra- pero no lo quisimos ver. Ahora rogamos al destino para que nos conceda una prórroga. Se nos queda la cara de medusa al pensar que un escritor habita entre nosotros.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Participó en el concurso mensual de abogados. Debía contener las palabras en negrita.

6 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Muy bueno, David! Bien encajadas esas palabras (elección siempre puñetera) obligatorias.

Me gusta el tono ácido del relato.

Un abrazo,

Nicolás Jarque dijo...

David, un escritor en la familia es peor que una oveja negra en un rebaño. Hay que tener cuidado con ellos.

Bien insertadas las palabrejas en el microrrelato.

Un abrazo.

Luisa Hurtado González dijo...

Ciertamente es una tragedia, les acompaño en el sentimiento, la verdad.
Te ha quedado muy bien y las palabras obligatorias, jorobadas como siempre. Por cierto, hace mucho que no participo: ¿debería?, lo pensaré.

Juan dijo...

Un escritor en casa ufff jeje Saludos

CDG dijo...

Coincido con Pedro: ese tono ácido llena todo el relato de un sabor peculiar.
Un saludo.

Beatriz Carilla Egido dijo...

Me encanta la sorna con la que envuelves el relato. Tener un hijo escritor en esa casa parece que es lo peor que puede pasarles. Una mancha en la familia. Las dichosas palabritas me parecen de lo más puñeteras para encajarlas en un mismo texto sin que pierda el sentido.

¡Beso!

Publicar un comentario

Si tienes algo que decir, algo que opinar, algo que aportar, si te ha gustado, si te ha parecido aburrido, si tienes alguna queja, en definitiva si te ha sugerido algo, sólo tienes que comentar.
Si lo haces te doy las gracias, si prefieres callártelo, también te las doy.

Licencia Creative Commons
microSeñales de Humo por David Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.